Monday, April 30, 2007

Historia de Ratones


Historia de Ratones...

Acabo de cumplir un año viviendo solo, y en este año me he tenido que enfrentar a muchas cosas que nunca había hecho, desde lavar un baño, comprar utensilios de limpieza y enfrentarme a un ratón.


Ruidos en la noche...
Después de vivir solo por mucho tiempo, los ruidos en la noche dejan tener significado, y uno se acostumbra a oírlos y no hacer nada al respecto.
Una noche, escuche como se movía una bolsa de plástico que estaba en el suelo, una y otra vez, no le hice caso, pero al entrar a la cocina, me encuentro una rata.. si, parada en sus dos patas y con una cara de sorpresa casi tan larga como la mía... que hice... lo que haria cualquier hombre en mi caso.. correr fuera de la cocina, e idear un plan... empecé a observar los hechos, la puerta del patio esta abierta, y la coladera, levantada la tapa.. ok, por donde entro, deberá salir.
Empecé a idear la estrategia...
Objetivo:
Que la rata salga por donde entro antes de que termine la noche utilizando escoba y recogedor.
Riesgos:
Que la rata se vaya a otra parte de la casa.


Plan de acción:
1. Voltear la mesa para cubrir la entrada de la cocina.. (no tengo puerta).
2. Poner libre el camino hacia la salida.
3. Hacer ruido, golpear muebles y esperar que la rata entienda las indirectas.
4. Cerrar la coladera y puerta.
Con la estrategia diseñada, empecé a ejecutarla.. al parecer la rata tenia su propia estrategia, correr como lo haría cualquier rata decente, al entrar a la cocina.. previamente bloqueando la salida con la mesa según lo planeado.. y con escoba en mano, empecé a mover los muebles, refrigerador, alacena, sin encontrar rastro de la susodicha alimaña, después de sersiorarme varias veces de que no estaba, salí al patio y cerré la coladera, me asegure de cerrar bien la puerta de la cocina, y me quede el resto de la noche con el oído listo para escuchar cualquier ruido, y no saben la cantidad de ruidos que se escuchan en los departamentos donde vivo...

Super Ratón.
En la mañana siguiente, antes de hacer cualquier cosa, entro con precaución a la cocina, reviso con calma todos los muebles, asegurándome que mi amiga no estaba escondida por hay.. al asomarme al patio.. mi sorpresa fue ver la coladera destapada.. con quien me estoy enfrentado? que tipo de ser con inteligencia y fuerza es este?
Era obvio que la rata no estaba dentro de la casa, pero en el patio? revise según yo el lugar, y al ver que no estaba, llene un garrafón de 5 litros de agua, con agua de la llave y lo puse sobre la coladera... estrategia pura!!.

Ruidos en la mañana.
Algunos días después, escuche ruidos en el patio, no puede ser... al asomarme por la ventana del baño, parado en el escu,( que ridículo me habré visto), la vi, saliendo como por debajo del labradero, y empezando a examinar el patio, como si estuviera buscando algo... que hija del al ch... pero bueno, aquí llegaba a un punto de descicion... pero como buen pacifista, le iba a dar oportunidad a la rata de que hullera... salí al patio con toda precaución y con mi herramienta manejadora de crisis con ruedores (la escoba), aleje el botellón de agua y destape la coladera.. vete por donde viniste... la teoría.. que la rata se quedo encerrada en mi patio, al cerrar la salida, la verdad, nunca la sabré.
Después de bañarme, salí a examinar el patio, resultado, no encontré rastros del roedor, entendió que lo mejor era evitar un duelo uno a uno, y supo aprovechar las oportunidades. Esta rata va a llegar lejos...


Moscas, moscas...
Después de casi un mes de no saber nada, toda la semana pasada empecé a ver una irregular cantidad de moscas en mi casa.. que ingenuo, no entendí el mensaje que me estaba dando la madre naturaleza. Hoy al empezar a hacer mi rutina de limpieza semanal, al salir al patio, inmediata mente reconoce el olor a muerte, y al buscarla estaba debajo del lavadero..... Dios mio, porque? porque a mi?
Empecé a elaborar la estrategia para meter a la rata en una bolsa, usando mi escoba (que haría sin ella), el recogedor y una bolsa.. primero abría que acabar con el olor, y los insectos... por lo que rocié con DDT por debajo de lavadero, y empezaron a salir, de la rata miles de gusanos.. que asco, casi me vomito por primera vez!!!
Entre a la casa, y espere a que el DDT hiciera efecto y dominara el ambiente con su olor a "me voy a marear con esta madre".
Después de algún rato y con toda la paciencia, logre meter a la rata en una bolsa, a la bolsa en otra bolsa, y todo junto a otra bolsa, anudada para que no fuera a salir... limpie, barrí, hache cloro, y me dieron ganas de vomitar veces dos y tres.
Desde es momento, al sentir cualquier cosas en las piernas o brazos, tengo la impresión de tener algún gusano caminando por mi piel, que sensación mas desagradable...
No me queda mas que tomar una cerveza, prender la tele y esperar una hora o mas para continuar con mis labores.

1 comment:

William Balderas said...

Excelente historia, los problemas que uno no entiende cuando vive con su pareja o con sus padres, el ver cosas que pensabas eran magia al encontrarlo todo bien, limpio.

Saludos.